Curso Inteligencia Emocional 1 – ¿La nutrición afecta a nuestra mente y emociones?

¿La nutrición influye en la nuestras emociones?
Si. Desde problemas importantes y reconocidos completamente por todos los sistemas de salud como la falta de Hierro –ver aspectos clínicos del déficit de hierro–  o la falta de Litio   enlace 2 – , hasta la baja vitalidad física o  pérdida de lucidez que todos podemos sentir cuando no llevamos un ritmo adecuado con las comidas.
En los Cursos de Inteligencia Emocional de Kinnatur contamos con este pilar de la salud.
Hay trastornos emocionales que pueden venir de la alimentación/nutrición y los hay que acaban creando desórdenes con ella.
¿Por qué incluir la nutrición en un curso de Inteligencia Emocional?

Ya ha quedado claro, pero profundicemos…. Hace años, pasando consulta como Naturópata

apetitoemocional

¿Sabemos diferenciar el hambre física de la ansiedad que nos hace comer?

para una marca de complementos nutricionales descubrí que mis “pacientes”, personas que en su casi totalidad querían adelgazar, pasado un tiempo de mejora acababan dejando la dieta en una proporción muy elevada – por encima del 80%, siendo muy generoso con el número -. Estuve los suficientes años en diversos herbolarios y parafarmacias de la región de Murcia, España, como para que, pasados los años, muchos de estos clientes volvieran buscando de nuevo mis servicios.

¿Qué estaba pasando? 
Estaban en la que yo llamo “rueda del adelgazamiento”. En realidad todos sabían ya suficiente sobre los alimentos que les engordaban y cuando comían en exceso,
….el problema era de control de su deseo o ansiedad al comer.
Las personas que al final no les es suficiente la “presión” de ir a ver una persona a pesarse para controlarse y se dejan llevar por la presión de su propia ansiedad acaban dejando la dieta y tras varios intentos y fracasos dejan de ir a ver al dietista.
Han adelgazado un tiempo pero ya no lo hacen, no se controlan, y por sentimientos de culpa o frustración dejan de ir….. Al tiempo vuelven… pero a otro dietista con el que les ocurrirá los mismo al tiempo.
A los que volvían conmigo les preguntaba cómo les había ido y la mayoría habían hecho la rueda mencionada. Ya no recordaban su frustración ni su culpa y/o les pesaba más la ansiedad o culpa de “estar gordos”.emociones-en-la-comida
Yo acabé dejando aquel trabajo. Al principio no sabía porqué pero no me gustaba. Después caí en lo que os he contado y empecé a trabajar las emociones de quienes me permitieron abrir esa vía. Y ellos y yo descubrimos que trabajando la ansiedad uno deja de pagarlo con la comida.
Obviamente no todos los casos son así. Hay muchas otras circunstancias para no bajar peso, como problemas de tiroides, o genéticos, etc., pero sé que mucha gente se habrá sentido retratada con este relato.
Los dietistas de casi todos los centros especializados en adelgazamiento están haciendo de policías con sus clientes.
Durante un tiempo les ayudan con información pero los que ya están en la rueda del adelgazamiento ya saben qué y cuánto comer, pero no controlan su deseo y ese papel lo cumple el dietista…. hasta que tampoco es suficiente.
La nutrición, por tanto, se altera en muchas ocasiones por un conflicto emocional.
 
Este caso y muchos otros los podremos trabajar en el curso de inteligencia emocional.Curso de Inteligencia Emocional Caravaca Kinnatur
 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *