¿Sabemos diferenciar artículos verdaderos de Medicina Natural de los que son bulos?

Cuando utilizamos el sentido común sabemos que  un artículo que menciona un estudio científico y no tiene un enlace a éste, por ejemplo – y que sea directo, por favor, nada de que te envíe a otra y a otra página… – puede ser un bulo.i love medicina natural kinnatur 2

La medicina natural va a seguir llevándose el desprecio de un buena parte de la ciencia y de cualquier usuario de las técnicas o productos para la salud mientras los profesionales del ramo y usuarios seamos parte de su mala imagen.  Me refiero a la ciencia sana, tipo Carl Sagán y quienes desean el bien común, no el negocio a costa de lo que sea necesario.

Los pro medicina natural tendemos a ser idealistas. Ello nos hace dar de lado a la ciencia porque creemos que no hace que este mundo sea mejor cuando en realidad es el uso que los dirigentes de las empresas de la salud hacen de ella.

En realidad la ciencia no es ni buena ni mala. Si realizamos estudios con los pasos adecuados que la ciencia determina estoy seguro que demostrará que muchas técnicas naturales son eficaces.

Si tú te crees a pies juntillas lo que dice ese artículo que te ha enviado un amigo sin tener pruebas directas de su eficacia deberías plantearte si eres o no un crédulo o “creyente” de la new age, de “lo natural”.

Ser creyente de lo natural significa que crees tanto en las propiedades del limón o de esta o aquella técnica natural que cualquier artículo o comentario de que, por ejemplo, cura el cáncer le das a reenviar o compartir sin pensarlo un segundo, posiblemente como el que comparte cualquier artículo que habla bien de su equipo de fútbol porque ¡su equipo es el mejor! Es la misma lógica.

Las personas que sí son críticas constructivas contrastan la información que les llega y no leerán de nuevo los enlaces que les envíes por redes sociales, email o whatsapp cuando vean que no tiene un enlace serio, directo al estudio o lugar original que es la fuente de dicha información.

Y lo hacen por filtrar datos en esta sociedad con exceso de información donde el problema se ha convertido en saber diferenciar entre lo verdadero, lo falso y, lo que es peor: las medias verdades!

¿Estamos tirando piedras sobre nuestro tejado?

Decir algo que es verdad y que a la vez nosotros mismos dejemos duda sobre ella nos resta credibilidad

Personalmente llevo años recopilando estudios reales, y los hay a cientos, miles. Sólo tenemos que aprender a diferenciar los que están bien enlazados de los que no -que tristemente son mayoría-. Un periodista nos diría que eso nos pasa por ser periodistas amaters.

Salud o negocio

Salud o negocio

Si pretendemos que ocurra un cambio social que consiga que la Medicina Natural se conozca y se sepa que muchos medicamentos y tratamientos pueden cambiarse por otros naturales, sin perjudicar con efectos secundarios ni a personas ni animales en experimentos ni a la naturaleza: por favor que lleve enlace real al estudio, al  profesional o creador del producto o técnica de los artículos que compartas.

No os dejéis llevar por la pasión, eso no es seguir el corazón, eso es el Ego de “los naturales somos los mejores“.
Y todos somos geniales compañer@s! Pero os pido sólo un poco de sensatez y visión. Y el futuro estará lleno de terapias efectivas pero, sobre todo, reconocidas.

Y así si que lo tendrán difícil las farmacéuticas y los que quieran hacer negocio con la salud.

Y os lo digo yo, que me formé en buenas escuelas y otras de “las que tiran piedras a su tejado”.
Y cuando ya nadie nos pueda poner en entredicho el poder de los mercaderes de la salud no tendrá fuerza: sin luchar, porque tendremos, sencillamente, credibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *