Si meditar es una puerta a la felicidad ¿Cual es mi técnica de meditación?

Primero aclaremos que se consigue con la meditación

  Al Meditar encontramos una puerta a la felicidad, y tenemos una prueba de ello, porque los que meditamos asiduamente reducimos los pensamientos perturbadores, uno de los orígenes de la infelicidad y eso demuestra que en el fondo dichos pensamientos no tienen tanto poder, porque sino cómo se consiguen reducir tras pocas prácticas, como dice el Lama tibetano Thubten Dondrub en el vídeo que os recomendamos ver.

Los que no lo han practicado o han tenido malas experiencias – como las que mencionaremos después – solo se pueden hacer una idea mental, que es precisamente el origen de mucho de nuestro sufrimiento. Sólo la práctica correcta – que no significa complicada – nos puede dar una idea de si esto es posible.

Pero ¿realmente es fácil meditar? En realidad sí.

Lo difícil es encontrar una técnica adecuada a ti o un centro donde tengan en cuenta adecuarse, como hacemos en Kinnatur, a tu persona. Os contamos un ejemplo:

Falso mito de postura para meditar

Cena en la India, foto de un viajero en la web http://viajes.101lugaresincreibles.com/2012/02/5-experiencias-inesperadas-y-algunas-mas-con-couchsurfing/

Durante años se ha creado el falso mito de que para meditar hay que sentarse con las piernas cruzadas – ¡o el de poner las manos hacia arriba formando un mudra! – que es como la mayoría de personas sin experiencia se imaginan a una persona meditando.

Este mito se debe a que la meditación se exportó de la India, Japón y otros países orientales donde, como vemos en las fotos, no se utilizan sillas para sentarse y lo mismo hacen para meditar: ¡lo hacen en el suelo! Con las piernas cruzadas o de rodillas.

Si vas a un centro donde te digan que para meditar hay que sentarse en posturas que necesitan de una flexibilidad en las piernas que no tienes sencillamente mejor no lo pruebes

Te vas a pasar las primeras semanas o meses sufriendo por dolor y de piernas “dormidas”, si no tienes algún problema grave en tu rodilla que te puede agravar “la meditación”. Menos mal que cada vez hay más centros que tienen en cuenta la inteligencia corporal.

Por tanto se puede meditar sentado en una silla, tumbado, de pie e incluso realizando algunas tareas repetitivas como andar o bailar o cantar -como son los mantras a los que se les puede quitar, si quieres, su aspecto religioso-. Puede que incluso, sin saberlo, tú hagas algo parecido a meditar sin saberlo, como veremos más adelante.

Meditar es fácil si sabes como

Técnicas de meditación hay muchas, independientemente de la postura pero ¿cuál es la adecuada para mí?

Si preguntásemos a expertos en meditación nos dirían que la mejor técnica es la respiración consciente pero nosotros no estamos de acuerdo porque aunque es una técnica fácil de comprender no lo es para practicar en todos los casos. Y por ello suele hacer que muchos practicantes novatos la abandonen. Al final sólo quedan practicantes avanzados que pasaron esa criba: los que les era fácil meditar con la respiración.

La mejor técnica de meditación es la que se adecua a ti y a tu momento actual

¿Entonces además de la técnica de la respiración consciente cuantas hay?

Infinitas si contamos las variantes que fusionan unas con otras. En los siguientes artículos vamos a ofrecer una pequeña muestra pensando primero en los principiantes y después en los que llevan un cierto tiempo practicando.

De esa manera podréis conocer diferentes técnicas a la vez que os ayudaremos con los detalles que las hacen asequibles y también los que las hacen difíciles. Iréis conociendo tanto vuestras cualidades como vuestros puntos débiles y podréis ir perfeccionando vuestra técnica.

Hoy adelantamos algunas de esas claves, los detalles que te caracterizan y te pueden limitar o ayudar, como:

  • Tu apertura de mente
  • Tus miedos – sobre todo si tienes miedo a lo desconocido –
  • Tu paciencia
  • Tu cabezonería, como decimos por aquí -tozudez- si, puede ser una cualidad o lo contrario
  • Tu estado de forma física
  • Tus ganas de evolucionar
  • Tu capacidad respiratoria – con técnicas que lo requieran –

Si eliges aprender a meditar bienvenido al encuentro contigo mismo

El próximo artículo será:

Meditación para principiantes

 

Agradecimientos a Yogaesuno, blog donde encontramos el vídeo de Thubten Dondrub.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *